Un entorno humidificado correctamente nos ayuda a mantener las funciones protectoras naturales de las mucosas nasales y las vías respiratorias, para un mayor bienestar de los niños.

46,95 €

Los humidificadores proporcionan el correcto nivel de humedad (40-60%), para crear las mejores condiciones para el bienestar del bebé y una buena respiración.

42,95 €

Humidificador en frío modelo Comfort Neb nebuliza el agua fría por medio de oscilaciones de altísima frecuencia (ultrasonidos) inapreciables por el oído humano y al oído de los animales domésticos.

67,96 €

Este humidificador ultrasónico al sacar el vapor eleva la humedad relativa pero NO la temperatura d la habitación. No hace apenas ruido y consume muy poco.

41,25 €

Humidificador ozonizador que purifica y limpia el aire.

69,96 €

Humidificador frío compacto para ponerlo en cualquier sitio.

38,20 €

Humidificador ionizador que purifica y limpia el aire ideal para la noche. Vapor frío con selector de porcentaje de humedad relativa y flujo de vapor constante. Higrómetro digital que permite ajustar la humedad relativa deseada de manera automática.

99,90 €

Compacto e intuitivo humidificador de esencias. Crea una atmósfera agradable para toda la familia, especialmente para el bebé. Con suave luz de compañía que puede apagarse.

53,91 €

Aire saludable, siempre. Con tecnología NanoCloud y control automático del Humidificador Small Room, de Philips, además será seguro y limpio.

129,95 €

El humidificador ultrasónico produce vapor a temperatura ambiente elevando la humedad relativa del aire sin aumentar la temperatura de la habitación. 

40,00 €

El humidificador ultrasónico produce vapor a temperatura ambiente elevando la humedad relativa del aire sin aumentar la temperatura de la habitación. 

48,00 €
Mostrando 1 - 11 de 11 items

Humidificador bebé

Los humificadores para bebés son esos accesorios que nunca tenemos en cuenta hasta que el pediatra nos recomienda la compra de uno. El humificador de bebé nos permite controlar y regular la humedad de la habitación del bebé y del hogar en general.

Pero, ¿es conviene el uso de un humidificador para el bebé? Sí, pero en determinadas ocasiones y eligiendo el modelo adecuado para dicha situación. Los humidificadores...

Humidificador bebé

Los humificadores para bebés son esos accesorios que nunca tenemos en cuenta hasta que el pediatra nos recomienda la compra de uno. El humificador de bebé nos permite controlar y regular la humedad de la habitación del bebé y del hogar en general.

Pero, ¿es conviene el uso de un humidificador para el bebé? Sí, pero en determinadas ocasiones y eligiendo el modelo adecuado para dicha situación. Los humidificadores de bebé se componen de un depósito de agua, que se evaporará mediante diversos métodos con el fin de mejorar la humedad de la habitación y así conseguir que las vías respiratorias del pequeño sufran menos si se encuentra resfriado o el ambiente es muy seco.

¿Por qué comprar un humidificador para bebés?

El sistema de respiración de un bebé es muy sensible a determinados factores ambientales como la humedad y la temperatura. Lo mismo ocurre con su piel y sus ojos.

Los valores considerados óptimos para la salud de los niños varían en un 40 y 60%. Mantener estos valores de humedad en nuestro hogar no es tarea fácil, sobre todo en regiones donde el clima es más seco. Además, en zonas donde tenemos que encender la calefacción durante los meses de frío, probablemente el nivel de humedad del hogar sea demasiado bajo. Esto también ocurre cuando usamos el aire acondicionado, famoso por secar el ambiente y dejarlo por debajo de los niveles óptimos de humedad. Y por si no lo sabías aún, los virus se desarrollan mejor en los ambientes secos y fríos.

¿Cuándo se deben usar los humidificadores?

Los humidificadores de bebés son recomendados para ambientes secos donde no se suele alcanzar los niveles óptimos de humedad, lo que puede llegar a provocar irritaciones en las vías respiratorias del bebé. No es recomendable utilizarlo de forma habitual si el pequeño no tiene ningún problema. Debemos de observar, sobre todo en invierno por el uso de la calefacción, si el ambiente está muy seco para ponerlo en marcha.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un humidificador de bebé?

Una de los principales factores a tener en cuenta a la hora de adquirir un humidificador es de que tipo lo queremos, pues tenemos que distinguir entre dos tipos: de vapor frío o vapor caliente. Mientras algunos pediatras recomiendan firmemente el uso de humidificadores de vapor frío. Otros, mantienen que el vapor caliente es más beneficioso.

Humidificador de vapor frío

Este tipo de humidificadores producen vapor a temperatura ambiente, por lo que no aumenta la temperatura de nuestra estancia. La niebla que produce refresca pero no enfría, lo que supone un alivio en zonas donde hace mucho calor en verano. Estos humidificadores funcionan mediante ondas de ultrasonidos capaces de generar una finísima capa de vapor, que rompen las moléculas del agua. El vapor frío que genera es el más fino de entre todos los humidificadores. Los humidificadores de vapor frío requieren una mayor frecuencia de limpieza y así evitar la acumulación de bacterias.

Humidificador de vapor caliente

Algunos pediatras a menudo suelen recomendar el uso de vapor caliente, pues elimina gérmenes y virus durante la formación en el humidificador, además será más fácil de respirar por los bebés. Teóricamente, el aire caliente ayuda a abrir y expandir las vías respiratorias.

El funcionamiento de los humidificadores consiste en hervir el agua por medio de una resistencia eléctrico, por lo que consume más electricidad y podrá subir la temperatura de la estancia entre 1 y 3 grados. Esto puede suponer una ventaja en los meses de invierno pues se incrementará la temperatura de la habitación, de tal forma que se podrá apagar la calefacción, evitando así el efecto de secado. Sin embargo, en los meses de verano puede ser que en la habitación del bebé haga demasiado calor.

Humidificador vs Vaporizador

Antes de comprar, hay que conocer que función cumple cada uno de ellos. Aunque la función de ambos es producir humedad que ayuda a que fluyan las secreciones de los pequeños cuando se encuentran acatarrados y así acelerar su recuperación y mejorar su salud. Su principal diferencia es que el humidificador produce aire frío y el vaporizador aire caliente.

Los humidificadores necesitarán de agua destilada, además es necesario mantenerlos limpios, pues al no calentarse el agua, se puede proliferar más fácilmente los hongos y las bacterias. La principal ventaja del humidificador de bebé es que al no producir aire caliente, son más seguros, pues no hay riesgos de quemaduras por parte del bebé.

Por su parte, los vaporizadores de aire caliente podrán funcionar con el agua del grifo, pues al calentarse (100º C) se eliminarán los posibles microorganismos. Los vaporizadores producen vapor de agua caliente, es por ello que se debe tener mucho cuidado a la hora de manejar estos aparatos, sobre todo cuando hay niños alrededor. Éste deber estar puesto siempre en el suelo, y donde esté fuera del alcance de los niños. Se recomienda utilizarlo antes de dormir y así evitar que se quede encendido durante toda la noche y causar algún accidente. La resistencia, que es donde se va acumulando sarro, se debe limpiar una vez al mes. 

El mejor humidificador para bebé

En Bebestyle podrás encontrar una amplia gama de humidificadores, tanto de vapor caliente como frío, donde podrás elegir el que más adecue a tus necesidades. Trabajamos con las mejores marcas del mercado. Elige lo mejor para tu bebé.

Más

Top